producto alisar pelo

¿Cómo alisar el pelo? Mejores productos para tener el pelo liso

Nuestros productos favoritos para alisar el pelo

Vayamos por partes. Como ya os he comentado en algún artículo, yo tengo el pelo ondulado, y, por tanto, me gusta, de vez en cuando, alisármelo; sobre todo si tengo un evento o tengo que acudir a algo importante. Normalmente, dejo descansar el cabello para no maltratarlo demasiado.  Si nos remontamos a la edad de piedra (más o menos cuando empecé a maltratarme el cabello), os comento que yo empecé a teñirme el pelo a eso de los 19 años, y no era con tonos sutiles. De un cabello castaño oscuro pasé a rubia, y no, no un rubio natural, sino un rubio que me tiraba a cobrizo. A esto se le suma que tuve la genial idea de darme Camomila Intea mientras estaba en la playa de Málaga tostándome al sol.




Os podéis imaginar en qué acabó la gracia. Pase de tener un rubio cobrizo (que tampoco me disgustaba) a un naranja pollo, quemada y súper maltratado porque también me lavaba el pelo a diario y me secaba y planchaba todos los días. También, tengo que contar, que mi pelo, además de ondulado, está siempre encrespado. ¡Vamos, lo tenía todo!

Yo siempre me pasaba la plancha y el secador. Me negaba en rotundo a dejar de usarlas y llevar el pelo encrespado/ondulado. No me gustaba. Es más, creo que lo odiaba. Como os he dicho, empecé a hacerme millones de cambios en el pelo que fueron desde baños de color hasta decoloraciones. Una de las últimas veces que fui a la peluquería, me enseñaron a alisarme el cabello. Sí, aunque parezca tontería yo lo hacía mal. Estos pasos que os voy a contar, no quieren decir que salvaran mi cabello, pero sí lo maltrataron menos.

En primer lugar, cambié de secador y de plancha del pelo. ¿Por qué? Los que yo tenía eran muy antiguos, notaba que, por un lado, el secador no tenía el típico botón para subir la temperatura, en el mío solo había dos (nivel 1, que era casi frío, y nivel 2 que era caliente no, lo siguiente. Yo siempre me secaba con el 2). Por otro lado, la plancha que yo tenía era muy antigua y no incluía ningún tipo de extra, como sí traen las de ahora, como por ejemplos, protectores, iones, nano tecnología….

Fue ahí cuando empecé a hablar con el profesional para que me ayudara a decantarme por unas o por otras. Luego en el apartado de productos os contaré que modelos son, por si os interesa invertir un dinero en una plancha que dure muchos años y que no maltrate tu cabello.

También me enseñaron a secarme y alisarme el cabello. Aunque parezca una tontería, yo lo estaba haciendo mal. Por tanto, empecé a hacer lo que me recomendaron. Nada más salir de la ducha, me enrollaba el cabello en una toalla para quitar la humedad, pero lo dejaba poco tiempo. Después me echaba algunos de los productos que utilizo para desenredar el pelo (podéis verlos en esta entrada), me echaba también el protector térmico, y me peinaba con los peines que me recomendaron para no maltratar el cabello (los podéis ver aquí).

A raíz de ahí, hacía particiones en el cabello y empezaba a secarme el cabello desde la raíz hasta las puntas y lo hacía mientras daba forma al cabello. Con esto, me aseguraba que el cabello se iba quedando liso. Una vez que terminaba de secármelo, aunque ya me quedaba bastante liso, las puntas había que pasarlas por la plancha.

Para plancharme el cabello, volvíamos a hacer particiones, y me pasaba la plancha. El peluquero me dijo que era mejor que pasara una vez, aunque fuera más despacio, la plancha por un mechón, que tener que pasarla dos o tres veces. Así no la sometía a tanto calor.

Productos para alisar el pelo

Vayamos al meollo de la cuestión. ¿Cuáles son los mejores productos para alisar el cabello? Tras años de probar y probar productos, os voy a poner una lista con los que,a mí, me han salvado la vida. A día de hoy los sigo utilizando.

  • Cepillo con tecnología iónica de Braun. Nunca hubiera imaginado comprar un producto como este, pero empecé a leer críticas muy positivas, sobre todo para acabar con el encrespamiento. Aunque no confiaba mucho en sus resultados, no he dejado de usarlo desde el primer día. Su funcionamiento es muy sencillo: solo hay que dar al botón que está debajo de las cerdas y pasarse el peine por el cabello seco. Yo noto mucho menos encrespamiento y más brillo.

    • Secador Parlux. Cuando hablé con mi peluquero me recomendó esta marca. Empecé a investigar por internet y me encontré que todas las opiniones eran positivas. Hay múltiples modelos, aunque lo primero que destaca es que es una marca a nivel profesional pero que se puede adquirir para el uso cotidiano. El que yo tengo en concreto tiene 2150V y entre otras cosas me gusta porque me ayuda a secarme el cabello de forma rápida y sin quemarlo porque cuenta con tecnología iónica. Tiene dos velocidad y cuatro ajustes de calor. Yo estoy encantada y os lo recomiendo.

 

  • Plancha de pelo GHD Gold Styler. Me la compré hace tiempo, y creo que es de las mejores herramientas que he adquirido. Está considerada como la mejor plancha del mercado y no es para menos. Entre otras características cuenta con tecnología dual zone (son dos sensores que mantienen la temperatura de manera constante), placas flotantes, modo de suspensión, protector térmico… y mucho más. Para mí ha sido un descubrimiento y noto el cabello mucho mejor desde que la uso, comparándola con la que tenía anteriormente.

  • Alisado Keratina de Kativa. He probado los dos tipos que hay en el mercado. El primero que compré fue el de la caja naranja. Aunque son muy parecidos, me gusta más el de la caja morada. También porque cuando me hice el tratamiento de la caja morada me pareció menos tedioso y porque no me dejó el cabello tan anaranjado. Porque, inciso, estos productos te suben el color de tu cabello, así que hay que tener cuidado en no parecer naranjito. En la caja dice que dura 10 semanas, pero yo lo he usado antes de empezar el verano y no me lo he vuelto a pasar hasta el año siguiente. La caja contiene un champú, una mascarilla de tratamiento y acondicionador.

¿Cómo alisar el pelo sin calor, sin plancha o sin secador?

Sin embargo, por mucho que yo hiciera, los tintes y las decoloraciones ya habían hecho su trabajo. Lo tenía quemado y encima se me empezaba a caer (podéis ver este post sobre algunos de los remedios que tuve que llevar a cabo para evitar la caída del cabello). Fue ahí cuando empecé a pensar en dejar de usar la plancha y el secador; y empecé a comprarme algunos “ayudantes” para tener el cabello más liso así como trucos y tratamientos para evitar que se me quedara con mucho encrespamiento.

  • Tratamiento alisador para cabellos rebeldes de L’Oréal. Fue una de los primeros productos que me recomendaron. Concretamente adquirí el champú, el acondicionador, la mascarilla y la crema alisadora. Se trata de un tratamiento que te puedes en casa y que ayuda a que el cabello esté más liso después de cada lavado. Está destinado para cabellos indisciplinados y rebeldes. En este caso, me enjabonaba la cabeza dos veces, después me aplicaba el acondicionador y lo dejaba actuar dos minutos, detrás aclaraba, y me aplicaba la mascarilla. Intentaba dejarla durante un mínimo de media hora (como podéis entender salía de la ducha e iba haciendo cosas mientras mantenía el pelo envuelto en un turbante. Después me aclaraba con abundante agua y aplicaba la crema alisadora que nutre, alisa y ayuda a proteger por dentro la fibra capilar.

  • La toga. Cuando no existían tanto inventos como ahora para alisar el cabello, mi madre me enseño un truco para que mi cabello quedara totalmente liso como una plancha. Aunque lo dejaba toda la noche, lo cierto es que funcionaba. Hay que dejar el cabello medianamente húmedo y a partir de ahí ir cogiendo mechones de nuestro pelo y ponerlo hacia un lado de la cabeza. La manera con la que fijamos el cabello es con las típicas pinzas metálicas. Hay que colocarlo de tal manera que cada cabello quede totalmente estirado alrededor de la circunferencia de nuestra cabeza. Yo me la suelo dejar por las noches cuando me ducho, y cuando me levanto me quito las pinzas y me peino el cabello. ¡Tenéis que probarlo!
  • Ácido hialurónico: Aunque el tratamiento es más para hacérselo en la peluquería, lo cierto es que desde casa también se puede alisar el cabello con este producto. El continuo uso de secador y plancha desgasta muchísimo el pelo, como ya os he dicho, y en este caso, también lo deshidrata. Todo ello provocó que las puntas abiertas se multiplicaran, y que el pelo se mostrara apagado y sin vida. Aunque me hice este tratamiento en la peluquería, os tengo que comentar que en casa también se puede poner remedio para alisar el cabello. Cabe destacar que el ácido hialurónico para el cabello mejora los folículos y aumenta el brillo del cabello de forma natural. Además, ayuda a que se alise de forma duradera. En este caso, he probado varios productos que he notado que me han ayudado de manera notable a que el cabello esté mucho más liso en casa.

  • Maggiore (Champú y acondicionador ): Es una de las últimas adquisiciones que hice. Lo adquirí con la mascarilla pero ahora mismo no encuentro el link para que podáis comprarla. A mí me gustó muchísimo como me dejaba el cabello. Notaba el pelo hidratado y suave. Además, notaba el cabello suelto, sin apelmazar. Os lo recomiendo:

  • NYK1: La he descubierto hace muy poco y he decidido introducirlo porque es un producto estrella ya en mi rutina de cabello. Se trata de un champú sin sultafos ni siliconas de la marca NYK1 que está destinado a proteger el cabello. Incluye además un «tratamiento keratina» y esto es una pasada puesto que noto que el cabello está más fuerte y con las puntas cerradas. Actúa además como una especie de alisado permanente, o por lo menos, yo lo he notado así en mi pelo. Me lo deja sedoso, suave y liso por bastante tiempo. Merece la pena comprarlo porque he notado el cabello hidratado durante bastante tiempo. También recomiendo el acondicionador de la misma gama que repara el pelo seco, dañado y debilitado. Os dejo aquí el link por si queréis comprarlo:


Sin comentarios

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad

RESPONSABLE: productospelo.com: Envío de nuestros artículos del blog, así como el aviso de nuevas actividades, algunas de las cuales podrían ser de carácter comercial LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad. *

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar