producto desenredar cabello

¿Cómo desenredar el pelo? Los mejores peines y cepillos para el pelo

Quien tenga el cabello fino me entenderá. Puedes pasarte el cepillo mechón por mechón, que a los dos minutos ya tienen el pelo enredado. Y lo peor es que, si vuelves a cepillarte el cabello, oyes cómo se van partiendo (lo puedes comprobar en el cepillo). Aunque he pasado durante años de llevar una especie de rutina para desenredarme el pelo, lo cierto es que hace alrededor de un año empecé a llevar a cabo una serie de pasos para evitar la rotura del cabello cada vez que intentaba desenredarlo.




¿Cómo desenredar el pelo?

Aunque parezca una pregunta estúpida, lo cierto es que yo he necesitado años para aprender a desenredarme el cabello. Sí, como lo lees. Aunque nunca había seguido pasos a la hora de meter en cepillo en el pelo enmarañado, lo cierto es que poco a poco he ido incluyendo pasos para evitar la rotura del cabello, y ahora puedo decir que sigo a rajatabla una especie de rutina de cabello.

Lo primero que hago nada más levantarme es desenredar el pelo. Empiezo por las puntas y sigo hacia arriba. Pero me tiro un buen rato en las puntas porque, aunque parezca que ya no hay ningún nudo, sí hay. Están escondidos, pero están. Una vez que tengo todo el cabello, desenredado; me meto en la ducha. Me lavo el cabello normal. Eso sí, sin frotar demasiado, y por supuesto, sin utilizar las uñas, solo las yemas de los dedos. Yo me enjabono la cabeza dos veces, es decir, enjabono, aclaro, enjabono (dejo actuar un minuto) y me aclaro. Dejo actuar el champú porque mi peluquero me dijo que era lo mejor, para que en la segunda enjabonada actúe el producto en profundidad.

Después me aplico un acondicionador (más tarde os hablaré de alguno que me ha gustado) y lo dejo actuar 3 minutos. Y, tras ello, me aclaro y salgo de la ducha. Aquí muchas pensaréis que cuándo me echo la mascarilla, ¿no? Pues es ahora. Me pongo una toalla en el cabello para que absorba la humedad. Y tras eso, me aplico la mascarilla. Por mechones e incidiendo sobre todo en las puntas. Eso sí, soy muy generosa y me la reparto por toda la cabeza: desde la raíz hasta las puntas.

Antes era impensable que yo hiciera algo así ya que tenía el cabello bastante graso, pero ahora, tras años de tintes y decoloraciones, mi cabello ha sufrido muchísimo y necesita siempre un aporte de hidratación. Si queréis saber cuáles han sido las mejores mascarillas que han ido para mi cabello, os dejo este post donde hablo de seis mascarillas que funcionan y que encima son low cost. Pero a lo que iba, tras aplicarme la mascarilla, me cojo el pelo en un moño y me pongo un turbante de toalla. Y si puedo, lo dejo actuar muuuucho tiempo. Y mucho tiempo pueden ser hasta 3 horas. Es la única forma con la que he comprobado que mi cabello queda sedoso, se puede peinar sin problemas, queda nutrido y brillante. (Paso importante: hay veces que en esta rutina de mascarilla, he incluido el aceite de almendras en mis raíces ya que es un potente aliado para evitar la caída del cabello y fortalecerlo)

Después de ello, me aclaro el cabello con abundante agua y lo vuelvo a recoger en una toalla. Dejo que absorba la humedad un poco y me dispongo a peinarme. Empiezo como siempre por las puntas y continúo hasta la raíz. Tras esto, me aplico aceite de argán de medios a puntas y lo dejo actuar antes de secármelo. Detrás, me aplico un protector térmico y empiezo a secarme el cabello. Yo, normalmente, lo que hago es peinarme el cabello, haciéndome la raya en el lado donde quiero peinarme. Y empiezo a secármelo por zonas, mientras me cepillo con el peine.

Cuando tengo casi todo el cabello seco, me pongo la cabeza boca abajo y me lo seco mientras me peino hacia abajo. Con esto consigo darme volumen y no me provoco ni un enredo. Me doy la vuelta, me peino con la raya y se acabó. El pelo queda liso, con volumen y sin enredos. De esta manera evito usar la plancha y quemar más el cabello. Una vez acabado este proceso, a veces vuelvo a darme un poco de aceite de argán de medios a puntas para que el cabello brille.

Los mejores productos para desenredar el pelo

Después del tostón que os he soltado, vamos a la parte importante. Los productos para desenredar el cabello. He probado miles de productos que, en teoría, iban destinados a esa función. Algunos me han sorprendido para bien, otros para mal, otros han pasado sin pena ni gloria… y otros no tenían esa función, pero a mi me han ayudado a desenredarlo. Como no me quiero alargar, os voy a poner una lista de algunos de los productos desenredantes de pelo que me han ayudado:

  • Mascarilla instantánea reparadora (RAPID REVIVER) de LÒreal. Es una de las últimas adquisiciones y no puedo estar más contenta. Se trata de una mascarilla instantánea que repara el cabello dañado desde dentro. Aunque, como ya dice la página, es una mascarilla, a mí me sirve de desenredante del cabello. Yo la suelo usar cada vez que lavo el pelo, y en verano que me lo lavo todos los días (cuando estoy en la playa o en la piscina). Además, he notado que se encrespa muchísimo menos. ¡Tenéis que probarla!

  • Hot Mask Dream Long de LÓreal. Lo compré porque lo vi en oferta en una web. Se supone que está destinada para el cabello largo y dañado. Se trata de un tratamiento express que reconstruye la fibra capilar. Viene dividida en dos pasos: el primero es la mascarilla en sí, que contiene aceite de ricino, Keratina y vitaminas, todo eso sirve para reparar y nutrir nuestro cabello. El paso número dos es, una vez que tenemos el producto repartido de medios a puntas, nos ponemos el gorro térmico que desprende calor al masajearlo. Está impregnado en una especie de aceite que ayuda aún más a hidratar el cabello. Para mí ha sido todo un descubrimiento. Aunque reconozco que lo del gorro no me gusta demasiado (no por nada, sino porque es un poco pringue), ha sido un buen producto. He notado el pelo mucho más sedoso y sin ningún enredo.

  • Mascarilla Nutri Repair 3 Butter de Garnier. Es otra mascarilla destinada a cabellos secos y dañados. Según la propia web combina concentrados activos de frutas, karité, aceites como jojoba, macadamia y almendra… Hay que dejarla tres minutos y aclarar, pero os aconsejo que, si podéis dejarla mucho más tiempo, os va a servir de ayuda. Yo la he dejado hasta dos o tres horas y he notado mi cabello mucho más suave a la hora de peinarlo.

  • Icon Cure by Chiara. Una de las joyas de la corona. Ya llevo dos botes y volvería a comprarlo. Aunque su precio es más elevado que los anteriores, lo cierto es que para mí, es uno de los productos estrella. Lo bueno es que está destinado para todo tipo de cabellos, finos, rizados, ondulados, lisos, encrespados… Una vez que hemos lavado nuestro cabello, aplicamos este spray para desenredar el cabello. Es una pasada como lo deja. Además, hidrata el cabello dañado y deja el cabello sedoso. También actúa como protector térmico y mantiene el brillo del cabello. Yo he notado que siempre que me echo este producto, mi cabello está más suelto, con más brillo y mucho más suave.

  • Icon Free. Se trata de un acondicionador de la marca que hidrata el cabello dañado y seco. Entre otras características, aporta brillo, suavidad, y mejora la elasticidad del cabello. Es la pera limonera. Yo lo he estado probando y me ha resuelto la vida, sobre todo en la época de playa y piscina por el cloro. (Consejo: si lo combináis con el champú de la misma marca, queda un pelo de 10). Yo empecé a usarlo después de mis múltiples coloraciones en el pelo y me sirvió de mucho, notaba el pelo mucho más fuerte y sedoso.

  • Sérum Therapiste Resistance de Kérastase. Cuando me realicé la primera decoloración, mi cabello se quedó bastante seco, y se me partía muy fácilmente. Por ello, en la peluquería me recomendaron este producto de Kérastase. Aunque al principio pensé que lo único que querían era que comprara un producto en su tienda y que me gastara más dinero, lo cierto es que acabé adquiriéndolo. La gama Therapiste está destinada para cabellos muy dañados (dentro de la web aseguran que el nivel de erosión está entre el 3 y 4, es decir, el más alto). El producto reconstruye la fibra capilar dejándola como nueva. Es el tercer bote que gasto y volveré a comprarlo, sobre todo porque he notado que me ha reparado casi todas las puntas abiertas que tenía. Me lo hecho después de la ducha, cuando desenredo mi cabello y todavía lo tengo húmedo.

  • Ciment Thermique de Kérastase. El número 1 en protectores térmicos. He probado de todo para que mi cabello no se reseque/queme con el secador, y ninguno me había funcionado. Hasta ahora. Además, al no ser líquido y tener difusor, sino que tiene una textura crema, es mucho más fácil repartirlo por el cabello. Me lo aplico después de aplicar la mascarilla y sérum, y noto los resultados.  

El mejor cepillo de pelo para cabello fino

Por mucho que hagamos los pasos anteriores, si tenemos un buen compañero de faena, nada va a servir. En este caso, hablo del peine. Y para mí, aunque me ha costado entenderlo, comprar un buen cepillo es un paso importante para desenredar el cabello. En este caso, he tenido de todas las marcas, colores y texturas. Aquí no os voy a hablar de todos. Os vengo a recomendar dos en concreto que me han encantado. De hecho uso los dos.

  • Juego de cepillo y peine para desenredar de Majestik. Son fantásticos. Las cerdas del cepillo ayudan a desenredar fácilmente el cabello sin pegar tirones. Según la web, las cerdas masajean el cuero cabelludo y aumentan la circulación, lo que también estimula el crecimiento del cabello. Para mí es una pasada simplemente porque no pega tirones, es muy fácil peinarse y, además, me ayuda a que el pelo se parta muchísimo menos.

  • Tangle Teezer. En cualquier variante, el cepillo Tangle Teezer es una pasada. Cuando empezó el boom de estos cepillos para desenredar el cabello fino, empecé a creer que la buena fama que tenían era, básicamente, porque la marcas se había dedicado a enviar estos productos a miles de youtubers/instagramers. Sin embargo, a los meses decidí comprarme uno. Y me comí mis propias palabras. Sigo teniendo el primero que me compré y está como nuevo. No da tirones, no rompe el cabello y es muy fácil de manejar, e incluso ayuda a fortalecer el cabello. Os aconsejo, que si podéis, os compréis uno con mango, es mucho más fácil de usar.

  • Cepillo de cerdas naturales. Aunque los que más utilizo son los dos anteriores, os tengo que recomendar este cepillo de cerdas naturales que es una pasada. Además, en Amazon hay una buena oferta en la que te incluyen un cepillo y un peine. Es un cepillo y peine para cabello débil y fino, es decir, mi caso. Sobre todo lo suelo usar en invierno (no sé daros una explicación). Para mí es de los mejores que hay en el mercado, por su precio y porque noto que me ayuda a fortalecer el cabello.

 

Sin comentarios

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad

RESPONSABLE: productospelo.com: Envío de nuestros artículos del blog, así como el aviso de nuevas actividades, algunas de las cuales podrían ser de carácter comercial LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad. *

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar